Stephen Heppell, experto en innovación educativa, explica la importancia del juego y la motivación para la evolución de los estudiantes

Durante la inauguración del VI Simposium Felipe Segovia, el profesor Stephen Heppell, director de la Cátedra Felipe Segovia de Innovación para el Aprendizaje de la Universidad Camilo José Cela, pronunció una conferencia sobre la importancia de los descansos de los estudiantes, de los recreos y de los juegos no regulados para su crecimiento emocional y académico.

“En el siglo pasado, los profesores ya se dieron cuenta de que los descansos y los recreos en la escuela eran muy importantes para el desarrollo cognitivo de los alumnos”, afirmó Heppell, que mostró dos resonancias en las que se apreciaba la diferencia de actividad cerebral entre un estudiante que llevaba varias horas sentado atendiendo a sus clases, y otro que venía de un receso de veinte minutos en los que había podido desconectar y jugar con sus compañeros, siendo esta última la resonancia, con diferencia, la que tenía más marcadores activos.

El uso de juguetes fue otra parte del desarrollo de los niños y niñas que destacó Stephen Heppell durante su ponencia. “Los alumnos pueden aprender ingeniería y programación simplemente jugando con un dron y programándolo para que vuele por la clase y grabe con una pequeña cámara incorporada”. El profesor reflexionó sobre cómo los avances tecnológicos también han permitido que los juguetes sean mucho más modernos y sofisticados, y los alumnos se han beneficiado enormemente de ello.

La importancia de la motivación en el aprendizaje

Las técnicas de enseñanza y aprendizaje han evolucionado en gran medida durante los últimos años, y actualmente los alumnos pueden incluso dirigir su propio aprendizaje. En este sentido, Heppell opina que “para muchos niños y niñas, es muy motivador poder medir cuánto están evolucionando en su aprendizaje”, algo que, en palabras del experto en educación, les ayuda mucho a mejorar.

Heppell, por último, quiso recalcar que cualquier evolución que un estudiante pretenda realizar requiere mucho esfuerzo y trabajo. “Las mejores experiencias de aprendizaje no son fáciles de lograr, se necesita sacrificio y motivación”, concluyó.

Los comentarios están cerrados.