Nieves Segovia: “Hay un futuro al que llegar y conocemos el camino que hay que seguir”

Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK, ha inaugurado el VII Simposium Felipe Segovia en el Campus de Villafranca de la Universidad Camilo José Cela.

Tras la bienvenida ofrecida por dos alumnas de la Institución, de Colegio SEK y de la UCJC, respectivamente, Nieves Segovia ha intervenido para dar paso a esta reunión anual de toda la Comunidad Educativa que, en esta edición, se ha celebrado en formato híbrido; virtual y presencialmente.

“Hoy se van a escribir pequeñas historias, historias de pequeños y grandes aprendizajes. Hoy vamos a compartir nuestras mejores prácticas, esas maneras de llegar a nuestros alumnos, cada día de una forma diferente y de una forma diferente a cada uno de ellos (…) Hoy creo que va a haber una reflexión personal en la que todos vamos a recordar y afianzar el propósito que nos llevó a elegir esta profesión. Vamos a compartir conocimientos, porque si somos una comunidad de aprendizaje es porque todos aprendemos de todos.”

Asimismo, Nieves Segovia ha resaltado la gran participación en esta edición “en este lugar de encuentro y de proyección al futuro”, y ha señalado las bases que han marcado el rumbo de esta nueva edición del Simposium.

La primera de estas bases es el tema elegido para el desarrollo de la jornada: las competencias o Perfil SEK y el Modelo de competencias transversales de la UCJC.  Es decir, el perfil de toda la comunidad de aprendizaje.

Ese es el objetivo, construir un modelo, un lugar al que todos vayamos en permanente evolución, formación y aprendizaje. Para llegar a ese lugar, según las palabras de Segovia, se necesita una brújula que marque hacia dónde ir y cómo llegar a ese sitio común.

En la Institución Educativa SEK, esa brújula tiene tres agujas que indican el camino: el Ideario de la Institución, el Manifiesto GEF y la figura de Felipe Segovia.

El Ideario recuerda los valores, los cimientos de una Institución que está “al servicio del esfuerzo común de perfeccionar al ser humano y de lograr una sociedad mejor”.

Por su parte, la segunda aguja de la particular brújula de la IESEK es el Manifiesto GEF. Este manifiesto muestra las evidencias de aprendizaje que se han conseguido como institución educativa, y marca su futuro. “Es el andamiaje de nuestra estructura, de nuestros modelos de aprendizaje. Es un lugar seguro al que recurrir y ceñirnos a la hora de hacer las cosas como pensamos que hay que hacerlas”, afirmó la presidenta Segovia.

La tercera aguja de la brújula indica hacia dónde va la Institución, y en ese camino es imprescindible tener presente la figura de Felipe Segovia, modelo de educador, modelo de visionario y modelo de servicio a la sociedad. Ya en 1974, en la Clausura de la IV Convención SEK, Felipe Segovia afirmó que “No se puede formar para actividades profesionales que se ignoran, sino desarrollar las capacidades que permitan afrontar con seguridad el futuro”. Esa premisa está plenamente vigente en el siglo XXI, pero fue establecida antes de que llegara este siglo XXI. Por eso, según las palabras con las que terminó su intervención Nieves Segovia, “Sabemos hacia dónde vamos. Contamos con unas señales que nos dicen que siempre hay un horizonte hacia donde ir, que hay un futuro al que llegar y que conocemos el camino que hay que seguir”.

Los comentarios están cerrados.