“Los estudios son importantes, pero no lo son más que mantenerte sano mentalmente”

 

Antonio Jesús Palomino Sánchez, alumno del Programa del Diploma del IB en SEK-Alborán, ha alcanzado la nota máxima en la prueba, 45 puntos.

– ¿Cómo te sientes tras conocer que has conseguido la máxima puntuación posible en la prueba del IB?

Impresiona mucho y al principio al ver mi nota estaba eufórico. He estado mucho tiempo preparándome durante estos dos cursos y es cierto que no me esperaba tanta nota, pero siento como que mi esfuerzo se ha visto reflejado. Sobre todo, estoy muy contento y tranquilo porque podré entrar en mi primera opción de grado universitario en la universidad que yo quería.

– Descríbenos cómo ha sido este curso para ti, ¿cómo ha sido la preparación?

En general ha sido bastante difícil. He estado trabajando y estudiando mucho durante mucho tiempo y no ha sido fácil. En cuanto a la preparación de los exámenes, como decía mi tutor, tenía que ser y ha sido como una mini oposición y, aunque ha dado sus frutos, ha sido bastante dura.

– ¿Crees que este curso tan especial, por los condicionantes de la pandemia, te ha ayudado a concentrarte más o por el contrario se te ha hecho más difícil de lo que esperabas?

He llevado a cabo tanto el Programa del Diploma del IB como la fase de admisión de la EvAU y, desde mi punto de vista, aunque el modelo COVID de ambas pruebas han tenido algunas ventajas para los alumnos, no han sido para nada suficientes para compensar todo lo que ha supuesto la pandemia. La catástrofe sanitaria provocada por el coronavirus ha ocupado casi los dos cursos completos de bachillerato de la generación del 2003. Hemos perdido mucho tiempo de salir y disfrutar tanto con confinamientos como con restricciones y, aunque obviamente eran necesarias para evitar muertes y contagios, han provocado mucho estrés y agotamiento, más del que ya provoca de por sí bachillerato. La pandemia ha sido dura y sin duda ha cambiado todas las expectativas que tenía de bachillerato en el primer trimestre del curso 2019/20, cuando lo empecé.

– ¿Qué destacarías del Colegio y de la preparación que has recibido en tu paso por el mismo?

SEK-Alborán me ha ofrecido muchas oportunidades durante toda mi etapa educativa, como la excelente enseñanza de idiomas o intercambios y Modelos de Naciones Unidas, que me han ayudado mucho a formarme más allá de lo puramente académico, aunque sin duda destacaría especialmente el debate. He podido debatir tanto en torneos a nivel provincial y nacional como dentro del propio colegio desde el primer año de la ESO y ha sido la experiencia más enriquecedora de mi estancia en el centro, sobre todo gracias a las enseñanzas de mi formador de debate Don Javier-Eladio Guzmán y a mi equipo. El debate muchas veces me ha enseñado más y me ha brindado más formación útil para mi vida que las asignaturas que he cursado durante mi etapa educativa y estoy muy agradecido por esa experiencia.

– ¿Qué recomendaciones darías a los estudiantes que se enfrentan el próximo curso a esta prueba?

Lo más importante es organizarse bien y hacer la monografía y todas las evaluaciones internas, que se puedan hacer en el primer curso, cuanto antes. También, una cosa que no hice siempre, pero ahora viéndolo con perspectiva es algo en lo que debería haberme enfocado mucho más, es sacar bastante tiempo para descansar y despejarte. Los estudios son importantes pero no son lo más importante y para nada lo son más que mantenerte sano mentalmente.

– Por último, ¿qué tienes pensado estudiar y en qué universidad el próximo curso?

Quiero estudiar un doble grado de estudios internacionales y derecho en la Universidad Carlos III de Madrid.

 

 

Los comentarios están cerrados.