La Institución Educativa SEK participa en la conferencia mundial sobre educación ‘enlightED Virtual Edition’

El enlightED Virtual Edition 2020, la tercera edición de la conferencia mundial sobre educación del Espacio Fundación Telefónica, ha presentado una selección de las mejores prácticas ámbito escolar, universitario y corporativo, muchas de las cuales se han implementado durante los meses de confinamiento domiciliario provocados por la pandemia del COVID-19.

Con un novedoso formato virtual, enlightED ha reunido en varias jornadas a los expertos y pensadores internacionales más relevantes para compartir soluciones y analizar los retos que el COVID-19 plantea en las maneras de aprender, enseñar y trabajar.

La mesa ‘Yo, alumno’, moderada por Pablo Gonzalo, responsable del área de cultura digital de Fundación Telefónica, contó con la participación de Joaquín Rodríguez, director de Diseño, Innovación y Tecnología de la Institución Educativa SEK, que rechazó la idea que se estableció hace más de un siglo de que el alumno podía ser un mero almacén en el que se depositara algún tipo de conocimiento que alguien le trasladara de manera acrítica.

“Hay que motivar al alumno y acercarles el conocimiento en función de sus intereses”, afirma Rodríguez, que anima a los estudiantes a aprender buscando zonas de desarrollo cercano, implicarse activamente en el descubrimiento y en la acción, normalizar el error y aprender de él y obtener mentorización o feedback por parte de los profesores, algo fundamental en opinión de Joaquín Rodríguez.

El director de Diseño, Innovación y Tecnología de la Institución SEK habló, además, de la capacidad de innovación que tuvieron hace un siglo los y las intelectuales de la institución libre de enseñanza, que sentaron las bases de la educación que existe hoy en día: “Abogaban por abrir la escuela a dos realidades, al entorno natural y a la sociedad”.

Tal y como puntualizó Rodríguez en una de sus intervenciones, actualmente el papel de internet es fundamental en el desarrollo y la evolución de la educación, incluso para jóvenes estudiantes a los académicamente que no les ha ido bien en sus centros educativos. “Todos estos alumnos que tenemos rebotados, que salen de la escuela suspendidos, que no quieren de ninguna manera continuar… los puedes encontrar en comunidades informales de aprendizaje en internet, donde lo que se hace es compartir un objetivo determinado, sea el que fuere […] y en la comunidad se apoyan mutuamente, hay mucho feedback, intercambio, mucha corrección, pero siempre del mejor modo posible con la vista puesta en que cada uno desarrolle personalmente sus capacidades”, relató.

Creo que estamos en la antesala de un cambio gigantesco, hay suficientes pruebas de que la red, bien empleada, puede ayudarnos a tener alumnos conectados, implicados activamente, que trabajen de manera cooperativa, que no necesiten pruebas estandarizadas ni exámenes continuos, sino una evaluación formativa continua donde las evidencias de aprendizaje se vayan recogiendo de manera progresiva, y todo eso finalmente se soporte, fundamentalmente, sobre un sistema equitativo que asegure que todos y cada uno de los alumnos alcancen su máxima potencialidad”, sintetiza Joaquín Rodríguez.

Durante la mesa redonda, también participaron Inés Huertas, experta en Big Data y coordinadora de Rlady Madrid; Bernardo Crespo, director académico del programa de transformación digital en IE “Executive Education”; y Juan Zafra, director de la revista Telos y profesor de Comunicación en la Universidad Carlos III.

Los comentarios están cerrados.