José Javier Hombrados, director de Deportes de la Institución Educativa SEK, anuncia su retirada del balonmano profesional

José Javier Hombrados, portero internacional de balonmano, se ha despedido a sus 49 años de las pistas y ha puesto fin a más de 30 años de carrera deportiva en una rueda de prensa celebrada en la Universidad Camilo José Cela, donde ejerce su cargo de director de Deportes de la Institución Educativa SEK, que compagina con la presidencia de la Federación Madrileña de Balonmano. Hombrados termina su carrera deportiva con un palmarés de récord, que le convierte en una leyenda del balonmano español y en el máximo exponente del balonmano madrileño.

El acto comenzó con la lectura de un comunicado en el Salón de Actos de la UCJC acompañado por su familia, amigos y diferentes representantes de las instituciones y clubs de su carrera. “El balonmano lo ha sido todo para mí. Ha sido el motor de mi vida. Todo ha girado en torno a este deporte que me enganchó a los 9 años, pero ahora toca decir adiós y saber parar. Puedo decir que me voy feliz por todo lo que me ha dado el balonmano. No pararé de decir que soy un privilegiado. Ha sido un viaje de treinta años como profesional que me ha formado como persona, como deportista y, sobre todo, que me ha ayudado a ser una persona alegre, como lo soy hoy, aunque sea el final de este viaje”, señaló emocionado Hombrados.

El ya ex portero quiso acordarse de todos aquellos que le han acompañado a lo largo de su carrera: “A los que ya no están con nosotros, mi entrenador, padre, amigo, Ernesto Enríquez por transmitirme su pasión y por hacerme parte de su familia. A Juan de Dios, que tristemente también nos dejó hace poco, por llevarme a la élite y regalarme unos Juegos Olímpicos, ese corazón atlético siempre estuvo a mi lado como un gran profesor. A mis amigos y compañeros del Colegio Sagrada Familia que desde los 6 años compartimos deporte y aventuras, que me ayudaron a crecer y a educarme en la humildad y los valores del equipo. Gracias Nacho, Aitor, Oscar, Miguel Angel, Luis…”.

“A mi primer club, el Atlético de Madrid, y a todos los compañeros con los que compartí ese primer día en el Magariños en 1990, gracias por hacerme del Atleti y por inculcarme los valores del club ahora ya vais conmigo siempre en el corazón. A todos los clubes en los que he estado, donde dejó una parte de mí, en este sentido Ciudad Real ha sido media vida deportiva y un lugar muy especial que considero mi casa”, afirmó.

Hombrados estuvo arropado en este día tan especial por el presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Paco Blázquez; el presidente del Club Atlético de Madrid, Enrique Cerezo; el entrenador del Kielce y ex compañero de Hombrados, Talant Dujshebaev; el director del UCJC Sports Club, José Luis Lesma; el ex presidente del BM Ciudad Real, Domingo Díaz de Mera; Alejandro Ortiz, presidente del BM Guadalajara, su último club; el gerente de la FMBM, Eduardo Donderis; y el presidente del Comité Técnico de Árbitros de la FMBM, David Monjo Ortega, entre otros invitados.

Los comentarios están cerrados.