Joaquín Rodríguez, director de Tecnologías para el Aprendizaje: “Es momento de aprender en cualquier momento y lugar”

El director de Tecnologías para el Aprendizaje de la Institución Educativa SEK, Joaquín Rodríguez, ha explicado al portal Innovaspain cómo ha sido el cambio educativo en la propia Institución SEK, desde el punto de vista tecnológico, durante los meses de confinamiento debido a la pandemia del COVID-19. Un cambio que la Institución llevaba tiempo planeando e, incluso, ejecutando en muchas áreas.

“Tenemos cierta capacidad de inversión, autonomía y una planificación que no es posible en otros colegios”, afirma Rodríguez. Los colegios SEK y la Universidad Camilo José Cela cuentan con una estrategia que siempre ha tendido a la disrupción en tecnología y método. En 2015 se inició un proceso que buscaba dar forma a un ecosistema virtual de aprendizaje único y propio, MySEK. En el último año y medio, docentes, alumnos y familias ya han disfrutado de más de una veintena de herramientas digitales gracias a este espacio colaborativo. Las herramientas, integradas en un mismo espacio, son comunes, aunque cada usuario dispone de un escritorio personalizado.

Joaquín Rodríguez detalla durante la entrevista cómo desde hace cuatro años, en paralelo al desarrollo de la aplicación MySEK, la Institución Educativa SEK ha estado trabajando en base a un Plan de Competencia Digital para docentes y alumnos. La Unión Europea promovió este tipo de iniciativas con un plan propio, adaptado después por cada país. “Lo hemos flexibilizado en función de nuestras necesidades”, explica.

Durante el confinamiento, fue necesario lograr, desde el primer día, que los planes de estudios y los ciclos educativos continuasen su marcha desde los domicilios de alumnos y profesores con la mayor normalidad posible. “Ante una pantalla, menos, es más. Queremos reducir los tiempos de presencialidad o sincronía en beneficio del trabajo personalizado, individual y cooperativo. Siempre lo hemos hecho; ahora con más razón. La colaboración es una de nuestras señas de identidad y hoy es más relevante que nunca. Es básica para fomentar las relaciones y no perder el sentido de pertenencia y de aprendizaje en una dimensión social”, relata Rodríguez.

Cuidando el bienestar emocional de los alumnos

Uno de los aspectos más importantes a cuidar durante el confinamiento fue la salud mental de los estudiantes, de manera que sus pilares socioemocionales no sufrieran más daños de los deseables. Para ello, la Institución SEK ha activado distintos protocolos de apoyo a estudiantes y familias en un momento muy complicado. “Los tutores han estado cerca de los alumnos con un plan de atención a medida. De la noche a la mañana también se fueron al entorno digital las relaciones humanas.  Hemos tratado de entender la percepción de la pandemia desde diferentes ópticas. No es lo mismo gestionar su impacto en Infantil que hacerlo en Bachillerato”, asegura Joaquín Rodríguez.

 De cara a la futura reincorporación de los alumnos y maestros a las aulas, con las restricciones con las que convivirán en la llamada nueva normalidad, Joaquín Rodríguez ve a la Institución Educativa SEK totalmente preparada para afrontar este reto: “Nosotros ya no teníamos apenas muros en las aulas, así que podemos guardar las distancias sin problema. Ahora bien, si somos coherentes, como defensores del espacio híbrido, vamos a seguir potenciando las herramientas digitales. Las que ya usamos y otras nuevas. Hay que contemplar con garantías escenarios inéditos, alguno muy legítimo, en el que nos encontremos con familias que no quieran enviar a sus hijos al colegio”.

 

“No podemos regresar al punto de partida”, afirma Rodríguez. “Hay que tomarse el cambio muy en serio. Varían los espacios y los tiempos de la educación. Es momento de aprender en cualquier momento y el cualquier lugar; de vivir el aprendizaje como algo que puede suceder más allá de los horarios. Por eso tiene que ser un proceso más fluido e híbrido”.

LEER ENTREVISTA COMPLETA EN ‘INNOVASPAIN’

Los comentarios están cerrados.