Fernando Reimers ensalza el valor educativo de los nuevos modelos de aprendizaje de la Institución SEK durante la pandemia

Fernando Reimers, director de la Iniciativa Global de Innovación Educativa de la Universidad de Harvard, ha pronunciado una ponencia como colofón al VI Simposium Felipe Segovia, que se ha celebrado en esta ocasión de forma online. Durante su conferencia, Reimers ha agradecido la oportunidad de participar en el Simposium, y recordó su visita a las instalaciones de SEK-El Castillo y su participación con varios profesores del colegio en varias actividades relacionadas con el curriculum de Ciudadanía Global.

“Me alegra ver que el itinerario de este Simposium, que comenzó en el año 2015, cuenta cómo ha sido la maduración de la Institución SEK a la hora de formular una identidad pedagógica distinta, única y adecuada para preparar a vuestros estudiantes para cambiar el futuro”, afirmó el profesor de Harvard.

Tras repasar las temáticas sobre las que se erigieron las anteriores ediciones del Simposium Felipe Segovia, Reimers ha recalcado cómo el SEK Future Learning Model y el nuevo Modelo de Enseñanza-Aprendizaje de la UCJC logran que los profesores tengan en su mano el diseño de sus propios itinerarios educativos, y estén muy enfocados al desarrollo profesional. “Me parece una evolución muy bonita, un ejemplo además para los estudiantes que ven en este encuentro que enseñar no es solo una profesión, es una pasión, una forma de vida”.

Educar para un Renacimiento

A continuación, Reimers hizo referencia a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente en el cuarto de ello, que alude a la educación y que pretende garantizar que todos los estudiantes adquieran los conocimientos y habilidades necesarias para promover el desarrollo sostenible, los derechos humanos, la igualdad de género, la paz, la ciudadanía mundial y la diversidad cultural.

También habló sobre cómo la pandemia del COVID-19 ha agravado la crisis económica mundial y cómo el impacto que ha causado permanecerá con nosotros mucho tiempo. Cómo supuso un impacto social que podría haber interrumpido la educación de una manera muy grave para los estudiantes del mundo, pero cómo gracias al trabajo y a las innovaciones de las instituciones educativas no fue así. Todo ello dentro de una presentación titulada ‘Educar para un Renacimiento’.

“La pandemia ha agravado muchos desafíos educativos que ya existían anteriormente”, advierte Reimers, que apoya su afirmación en un estudio de la OCDE que indica que el 26% de los jóvenes de 15 años en España está insatisfecho con su vida. Además, en varias encuestas de ese mismo estudio, el profesor de la Universidad de Harvard encuentra señales de que en muchos países el profesor se erige como el centro de la enseñanza dentro de la escuela, y muy pocos maestros dan ese control sobre su aprendizaje a sus alumnos. “Por eso es tan importante esta innovación de la Institución SEK de crear, en la Universidad Camilo José Cela y en los Colegios SEK, estos laboratorios de diseño y de poner a los estudiantes a trabajar en proyectos y orientar la educación a la resolución de problemas”.

Obligos a innovar durante la pandemia

La llegada de la pandemia pudo suponer un parón abrupto en la educación de los jóvenes alrededor del mundo, pero nada más lejos de la realidad, como recuerda Reimers. “Para mi sorpresa, las instituciones educativas hicieron mucho por tratar de enseñar de la mejor manera que pudieron. Todo el mundo puso lo mejor de sí mismo para seguir enseñando”, relató. Desde clases grabadas en los móviles de maestros de Nigeria que enviaban a sus alumnos por whatsapp, hasta clases y lecciones que se difundían por radio en Chile.

“La innovación puede venir de cualquier lado, y me alegra que en este Simposium Felipe Segovia hayáis desarrollado la modalidad de indagaciones profesionales, que os dan a los profesores la posibilidad de identificar un problema que queréis resolver y de construir un itinerario para resolverlo, que es lo que ocurrió en el mundo durante la pandemia”, dijo Reimers sobre los avances educativos implementados por la Institución SEK durante el confinamiento.

“Por todo esto, creo que este VI Simposium sobre el futuro del aprendizaje, en el resto de la historia de la Institución SEK, será recordado como el momento en el cual la institución en su conjunto se dio el tiempo para pensar qué hemos aprendido y qué significa esto de cara al futuro”, añadió Fernando Reimers, que concluyó con una frase premonitoria sobre la importancia de la educación en el futuro de la humanidad: “Creo que los educadores tenemos una oportunidad extraordinaria para, en esta larga noche en la que nos envuelve esta pandemia, hacer lo que esté en nuestras manos, y más, para preparar a nuestros estudiantes para construir un mundo mejor, un mundo en el que quepamos todos”.

Los comentarios están cerrados.