Conclusiones de los itinerarios y ponencias del VII Simposium Felipe Segovia

El VII Simposium Felipe Segovia, celebrado el 26 de noviembre, presencial y virtualmente en el campus de Villafranca de la Universidad Camilo José Cela y en el Colegio SEK- El Castillo, ha finalizado con la exposición de las conclusiones a las que se ha llegado a lo largo de una fructífera jornada de aprendizaje y colaboración.

La jornada ha girado en torno al Manifiesto de 12 puntos que se elaboró en el Think Action Tank sobre los Desafios de la pandemia sobre la educación superior y sobre el que se trabajó en el Global Education Forum.

En torno a estos objetivos se han establecido una serie de itinerarios y ponencias a cuyos moderadores ha dado paso Iván Martín, subdirector de Aprendizaje de SEK-Ciudalcampo. Martínez, que comenzó la exposición con una reflexión sobre la necesidad del aprendizaje permanente de los profesores, fue dando la palabra a cada representante que ofreció las conclusiones según su itinerario correspondiente.

Logro personal en el aprendizaje

El alumno está siempre dentro de la vida real y no hay que esperar a que salga del colegio para que su aprendizaje tenga validez. Hay que poner en juego la curiosidad y aplicarla a situaciones reales para mejorar personalmente y fomentar la mejora de la sociedad. Se debe promover la autonomía, cambiar los roles de la enseñanza y el aprendizaje y promover el pensamiento libre y crítico y el compromiso social.

Ciudadanía global, innovación social y acción comunitaria

Tiene que haber una relación entre alumnos y profesores no solo en los aspectos académicos, sino también en los aspectos sociales y personales. Hay que poder aplicar lo que se aprende en el Colegio en aspectos de conciencia global, de cómo ayudar allá la sociedad a avanzar. Hay que ofrecer proyectos transversales que fomenten la conciencia social  y el impacto en la sociedad.

Experiencia de liderazgo, aventura, expedición

Hay que introducir nuevos elementos motivadores. Hay que proporcionar motivación a los alumnos para que sean líderes de su propio aprendizaje. Si se parte de un contenido y se incluye un elemento motivador, el resultado es un aprendizaje significativo.

Competencia digital y ciudadanía

Cuando el aprendizaje nace del alumno, la competencial digital es la base del crecimiento personal y profesional en una sociedad global. Es necesario cambiar los roles del aprendizaje de los alumnos. Hay que darles herramientas, entornos colaborativos para que ellos tomen las riendas. Cuando el aprendizaje sale del alumno, el crecimiento personal y académico es exponencial.

Mundo del trabajo

El elemento fundamental es el trabajo en equipo y colaborativo. Ecosistemas colaborativos y abiertos.

Es necesario establecer una transversalidad entre los colegios, la universidad y el mundo laboral. Hay que realizar trasvases de conocimientos y establecer, desde las edades más tempranas un aprendizaje permanente. El futuro del trabajo es un permanente cambio y solo el aprendizaje permanente permitirá la adaptación a las nuevas realidades.

Bienestar y salud

Hay que mejorar el bienestar desde tres ámbitos: físico, emocional y social. El grado de bienestar en estos tres aspectos impacta cognitivamente en los alumnos. Es necesario mejorar eses bienestar global para mejorar el rendimiento del alumno.

Comunicación

Hay que potenciar la Oratoria dentro de las unidades didácticas, y llegar a incluirlo en el currículum académico. Hay que establecerla como materia transversal.

Es necesario romper los códigos establecidos y adaptarse a los nuevos medios de comunicación, pero a la vez hay que establecer sistemas de autoconocimiento.  Se ha de potenciar la escucha activa y la introspección y al mismo tiempo potenciar la unión de alumnos profesores y familias en nuevos espacios de comunicación.

Pensamiento crítico, indagación, emprendimiento y enfoque en soluciones

Hay que implementar el pensamiento crítico desde la base, en todas las etapas, por capas, con motivación y colaboración. Es preciso poner en valor los aprendizajes en la realidad. Partir desde la base establecida, acostumbrar a los alumnos a pensar sobre la realidad y trabajar en conjunto con metodologías flexibles.

Compromiso artístico y cultural

Es necesario establecer modelos centrados en el alumno que desarrollen un compromiso por la cultura desde ecosistemas colaborativos. Todas las materias tienen que estar atravesadas por el arte.

Es fundamental establecer un compromiso en adquirir competencias artísticas  transversales, que se verá impulsado con un aprendizaje activo, autónomo, que fomente el pensamiento libre y crítico.

Es necesario desarrollar un plan conjunto para que la educación artística tenga personal y espacios propios desde el inicio de la formación académica hasta la universidad.

Aprendizaje para la transformación

El alumno tiene que ser el centro del modelo educativo. No podemos conformarnos con metodologías docentes que se basen en la memorización o en la mecanización. Hay que enseñar a gestionar la información e introducir el pensamiento crítico, la innovación, la creatividad y la reflexión.

Transformación humanístico-científico tecnológica

Es preciso trabajar sobre los planos del aprendizaje colaborativo, del pensamiento libre y crítico y de la ciencia y la tecnología. El común denominador del trabajo sobre estos planos  será la globalización del entorno de aprendizaje, la digitalización, la comunicación y la sostenibilidad en el ámbito profesional.

 

Transformación  personal

La transformación personal, inevitablemente, tiende a ocurrir. Para su consolidación es fundamental aprender procesos de autorregulación, de resiliencia y estrategias para afrontar situaciones de estrés.

Han de cobrar importancia actividades (escolares y extraescolares que vinculen a los alumnos con otras realidades o experiencias. Hay que promover el contacto social en un contexto diferente al habitual. Es preciso establecer un contacto con la diversidad para propiciar un desarrollo personal y un compromiso social.

Transformación relacional y organizacional

Hay que crear más espacios de aprendizaje. Hay que aprender de lo que hacen los demás, colaborar y seguir formándose permanentemente. Es fundamental la colaboración entre los profesores, pero también es imprescindible la colaboración entre profesores y alumnos.

Transformación para la sostenibilidad

Hay que llevar la sostenibilidad a la práctica. Darle consistencia y crear conciencia. Hay que llevar al alumno a la vida real e involucrarle en la investigación porque la investigación es el progreso.

 

Tras la exposición de las diferentes conclusiones del VII Simposium Felipe Segovia, tomó la palabra la presidenta de la Institución Educativa SEK para finalizar la jornada. Y lo hizo para subrayar que los objetivos previstos se habían conseguido: “hemos modelado nuestra comunidad de aprendizaje”.

 

 

Los comentarios están cerrados.