Cómo gestionar nuestras emociones

Más del 50% de los universitarios españoles siente que necesita apoyo psicológico por problemas de salud mental, según una reciente encuesta de los Ministerios de Universidades y Sanidad. Y tres de cada diez escolares sufren algún problema de salud mental, según diferentes estudios, como el del Consejo General de Psicología o Unicef. La depresión, la ansiedad y el estrés son los más comunes entre los estudiantes. Todos ellos pueden afectar negativamente al aprendizaje y tener un efecto duradero en la salud y el bienestar. Por eso, es fundamental aprender a gestionar las emociones desde los primeros años.

El método RULER, que se aplica en SEK International Schools, se centra en reconocer, comprender, nombrar, expresar y regular las emociones. Esta metodología tiene como objetivo mejorar las habilidades emocionales de estudiantes y profesores para prevenir problemas de salud mental y mejorar el bienestar general.

Para fomentar este aprendizaje socioemocional, el Centro para la Inteligencia Emocional de Yale ha desarrollado un método para ayudar a desarrollar las habilidades que nos permitan gestionar correctamente las emociones en entornos educativos.

RULER, en sus siglas en inglés, es un acrónimo de Reconocer, Entender, Nombrar, Expresar y Regular las emociones, y tiene un enfoque secuencial y estructurado de la educación emocional.  “Las emociones están presentes en todo lo que hacemos. Impactan en nuestra atención, en nuestra toma de decisiones, en el razonamiento, en cómo nos relacionamos con los demás y también en nuestra salud y bienestar”, afirma Ruth Castillo, responsable del Proyecto RULER en SEK Education Group.

 

¿Qué utilidad tiene gestionar eficazmente las emociones?

Las emociones impactan en varios aspectos de nuestras vidas.

Por este motivo, implementar el método RULER ayuda a mejorar las habilidades emocionales de nuestros estudiantes y previene problemas relacionados con la salud mental. Los beneficios incluyen la reducción de síntomas emocionales, como el estrés, la depresión o la ansiedad. Además, contribuye a mejorar las relaciones con los demás, a reducir la agresividad y a crear un clima escolar positivo.

 

¿Cómo se aplica el método RULER?

El método RULER está integrado en el plan de estudios académico de SEK International Schools. Se incorporan actividades específicas dentro de diferentes materias y se desarrollan otras dinámicas en distintas franjas horarias.

Consta de cuatro herramientas o pilares clave que se utilizan para potenciar el desarrollo emocional de los estudiantes:

  1. Herramienta de acuerdo:
  • Mejora el clima en el aula fomentando relaciones positivas entre compañeros.
  • Mejora las interacciones sociales entre estudiantes y profesores.
  • Crea un ambiente seguro donde todos pueden expresar y compartir sus emociones.
  1. Herramienta de medición del estado de ánimo (Mood Meter):
  • Aumenta la conciencia sobre las emociones personales.
  • Ayuda a las personas a comprender sus sentimientos con mayor precisión.
  • Facilita la comunicación efectiva sobre las emociones.
  1. Herramienta para regular eficazmente las emociones (Meta-Moment):
  • Se centra en regular las emociones de forma saludable y productiva.
  • Ayuda a las personas a hacer una pausa, reflexionar y responder a situaciones emocionales de manera efectiva.
  • Fomenta el autocontrol y el bienestar emocional.
  1. Herramienta para la resolución de conflictos (Blueprint):
  • Ayuda a resolver conflictos que surgen en la vida diaria.
  • Promueve la toma de perspectiva y la empatía.
  • Enseña habilidades de resolución de problemas para la resolución pacífica de conflictos.

 

Los comentarios están cerrados.